jueves, enero 20, 2011

Camino Trazado. Prologo+capitulo 1 y 2

Hola de nuevo!.

Anteriormente, les habia comentado que estaba en proceso de escribir mi propia historia; aunque no es la primera, pues si la que decido compartir con otros que no sean mis mejores amigas.

Y bueno debo agradecer a ANNIE del blog UNA LINDA COPIA, por que hablando con ella me animo a compartirla por aqui, admito que estoy nerviosa, por que nose que les parecera, solo espero que comenten, por favor. nada les cuesta dejar una pequeña opinion ya sea por el chat o en la entrada.


En entradas pasada les habia dejado la sinopsis y prologo. para los que no lo vieron se los dejo aqui de nuevo (al menos el prologo),el primer y segundo capitulo, espero con unos nervios nada normales, sus comentarios.


PROLOGO


Hendrick abrió sus ojos chocolates.
Miro al reloj digital de la mesilla eran las cuatro de la mañana. Como siempre-pensó consternado-. Se sentó en su cama y enterró su rostro en las manos y las rastrillo en su cabello marrón rizado; desordenándolo. Escucho un suspiro frustrado y miro tenso a la esquina más alejada de su habitación una silueta femenina estaba allí tirada envuelta en las sombras, sin poderse apreciar sus facciones, pero él no necesitaba mirar su rostro para saber quién era. Hendrick volvió a mirar el reloj: “4:02am”, mostraba el reloj digital.
-Que puntual-le dijo, ocultando su tensión con su habitual sarcasmo-.
-ahórrate tus inservibles comentarios Hendrick-se escucho desde las sombras-.
-antes te divertía.
-no ahora-dijo con una voz contenida de ira-.lo usabas en todas las chicas. ¿No te podías conformar solo conmigo?
- Ya sabes, eso de mejor que sobre y no que falte, yo lo aplico-dijo con descaro-.
Un lamento agudo e instridente resonó en su habitación, Hendrick se tapo las orejas. Mientras el chillido se intensificaba, hasta que al fin se acabo.
Hendrick vio que ella también había desaparecido…para su alivio. Confundido vio que eran las 4:o6am, siempre todo pasaba en ese tiempo.


CAPITULO 1:
Puntos
Derek se levanto a regañadientes de su cama, se ducho en estado de zombi y vistió mecánicamente.
E incluso intento peinar su cabello oscuro, que le caía sobre los ojos.
Estaba vestido completamente de negro, aunque casi siempre vestía de ese color, pero en esta ocasión era necesario ya que acudiría a la misa de aniversario del primer año de la muerte de su visa abuela. La cual había sido una persona muy tierna, pero ir a misa le consternaba. Nancy, su madre, empezó a aporrear la puerta, con intensidad innecesaria.
-DEREK!-grito-
Derek rodo los ojos a pesar de que su madre no podía verle ese gesto que ella tanto odiaba y la sacaba de sus casillas.
-¡ya estoy despierto!-le grito de regreso-¡vas a romper la puerta, así que deja de fastidiar!
-No me faltes al respeto Derek!-dijo su madre desde detrás de la puerta-.
En respuesta, Derek resoplo.
-ya vas a empezar con tu problema de bipolar-respondió-.
Su madre se trago sus palabras para evitar más gritos, tomo aire y rogo por más paciencia a ese hijo suyo que se había vuelto tan rebelde.
-baja a desayunar, en cuanto estés listo.
Derek tomo sus zapatos y termino de alistarse.
La relación de Derek con su madre se había vuelto tan inestable, a partir de que sus padres comenzaron a tener problemas en su matrimonio; Nancy era odontóloga y pasaba todo el día fuera en su consultorio y eso molestaba a Mario ya que su hijo pasaba todo el día solo, porque su padre pasaba más tiempo en su taller de autos, que en su propia casa. Y luego que se divorciaron la cosa se había vuelto muchísimo peor entre ellos, ya que Derek tenía que aguantar las quejas de su madre, y de su estado de ánimo que cambiaba a bandazos.
Derek se encontró con Nancy en la cocina.
Ya estaba arreglada; llevaba un vestido negro liso, de tirantes corto cuyo color realzaba su piel blanca; él cabello corto marrón recogido en un moño. Derek y Nancy solo compartían en parecido físico, los ojos marrones oscuros. El resto de los rasgos de Derek pertenecían a Mario; la mandíbula cuadrada, los labios finos, la contextura fornida y la piel bronceada.
Nancy observo a su hijo, mientras tomaba su café.
-Pensé que me tomaría más tiempo, el levantarte de la cama.-le dijo-
Derek dejo de comer para poder responderle.
-la abuela y el abuelo, no necesitan más carga; con tío Bernal ya tienen suficiente.
Nancy sonrió le había funcionado la amenaza de enviarlo a vivir con sus abuelos en Mérida, sino asistía a la misa. Cuando culminaron su desayuno, en completo silencio, todo un logro de convivencia para ellos; salieron en su coche hacia la iglesia que quedaba a unas cuantas cuadras de su calle. Derek observaba por la ventanilla del coche su pueblo natal, que pasaba en retroceso ante sus ojos. Cabimas era un pueblo, tranquilo y caluroso, limitado con el lago de Maracaibo al oeste.
Cuando llegaron a la iglesia, había un montón de gente del pueblo y familiares de su madre que hace un montón de años que no veía. A excepción de sus tíos Enrique Torres, la tía Dolores, y sus primos: Mariela y José, con los que tenía una relación más cercana y de confianza, que el resto de los allí presente.
-buenos días, Dra. De Urdaneta-la saludo Enrique al verla-.
Nancy le respondió a su hermano con una mirada envenenada y Derek puso los ojos en blanco. Su tío sabía muy bien, que a su madre le molestaba a gran escala que la llamara por su apellido de casada. Ya que hace tres años, de su divorcio. Derek y Nancy saludaron a su familia, y posteriormente poco a poco fueron entrando a la iglesia, y tomando asiento. La abuela Patricia pidió ayuda a Derek para entrar.
-Claro, abuela. No hay problema-respondió-
Tomo asiento en la banca de la segunda fila del lado derecho, junto a sus abuelos y primos. Su madre se había sentado en la primera fila de la izquierda con otros familiares.
Durante la misa Derek estaba completamente ido del mundo, absorto en sus pensamientos. Ignorando intencionadamente, las palabras del cura.
Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando su celular comenzó a sonar, y unas cuantas personas alrededor le miraron de mala manera. Incluso el cura, Rafael; hizo una pausa en el sermón.
-Por qué no sabemos, distinguir cuando es el tiempo para cada cosa. Y nos dejamos absorber por la tecnología, perdiendo el sentido de prioridad -dijo mirando directamente a Derek-
Quien se limito a encogerse de hombros; en cuento la misa se reanudo, Derek reviso su celular.
Era un mensaje de texto de su primo José, que se sentaba a unos tres puestos de él.
“Bombón a las 10 en punto”
Leyó Derek, le lanzo una mirada a su primo, le parecía estúpida su manera de hablar.
“mírala” le articulo José con los labios e hizo señas discretas a la primera fila de la izquierda. Derek obedeció, siguiendo las señas de su primo. Se topo con una chica rubia, de tez blanca, con el cabello liso corto hasta los hombros y pollina recta. Se encontraba sentada al lado de una mujer alta de cabellos negros ondulados, que charlaba en susurros con Nancy. La chica estaba absorta con las palabras del cura mientras, Derek absorto en ella y en quien seria. ” Puede que seamos primos lejanos-pensó Derek-“.
-Abuela, ¿Quién es ella?-le pregunto en cuanto la misa culmino, y salían de allí-
Patricia miro hacia donde su nieto le había indicado.
-no lo sé Derek; vino con Ángela, una prima lejana tuya, si la memoria no me falla desciende de la rama de la familia de William.-le explico-
-…ah! Ok.
En medio del despelote, que se formo por la cantidad de gente que salía a prisa Derek logro encontrar a su madre. Aunque ya se encontraba sola.
Derek observo a su alrededor pero ya no había rastro de Ángela, ni de la chica que la acompañaba. Permaneció huraño mientras Nancy se despedía de su familia.
-¿lograste encontrar información de la chica?, “Don Juan”-le pregunto su abuela-
Derek le sonrió a su abuela
-No abuela, ya se ha marchado.
-que lastima, era guapa ¿No?
-Si simpática-dijo bajando la vista, para proteger los ojos-.
-No te preocupes, pequeño Derek. Las cosas pasan por algo-le dijo su abuela con una sonrisa traviesa-
-Abuela…ya las cosas no son como antes, ósea uno ve chicas guapas todo el tiempo y no por eso me voy a lanzar a acosarla y me voy a centrar solo en ella y casarme, ¿comprendes?
-sí, pero es que esas ultimas chicas con las que has salido. A tu mama le asustan, ¿sabes?
Derek suspiro. Valla madre chismosa tenia.
-¿Nos vamos?-pregunto Nancy acercándose a su hijo y a su madre-
Derek asintió.
-¿Cuándo te vas abuela?
Su abuelo Electo, intervino por su esposa.
-dentro de unas semanas… ¿tan rápido quieres que nos marchemos tu abuela y yo?
Derek sonrió a su abuelo y negó con su cabeza.
-para nada, solo quería saber por cuánto tiempo puedo contar con ustedes-les dijo-
Se despidieron de ellos, que estarían hospedados en casa de su tío Enrique; y se dispusieron a volver a casa.
-Mmm…esa Ángela…la abuela me dijo que era una prima lejana ¿no?
-ah sí. Hace tiempo que no la veía, aunque vive aquí. Debió ser por su trabajo de antes se la pasaba metida en Maracaibo. ¿Por qué?
-curiosidad-dijo con indiferencia admirable-es solo que te vi charlando con ella y como no la conocía…
-ah ya.
Estuvieron en silencio por unos instantes, hasta que Derek volvió hacer otra pregunta.
-¿y la chica que la acompañaba?, ¿que era de ella? Digo, es evidente que no son madre e hija, no tenían ningún parecido físico.
-sí; es la hija de su esposo-respondió- Ángela es muy extraña, mira que tratar así a la hija de otra, que estuvo casada con su actual marido…Mmm…de lo más extraño. Ósea se que la chica no tiene la culpa…pero, no se-su madre frunció el ceño-
-Quizás es centrada, mama-le respondió con un tono de reproche-.
Nancy apretó la mandíbula, en un gesto de exasperación.
-sabes ¿cómo se llamaba?-pregunto-.
-No-le respondió Nancy secamente-.
-o quizás, si y me lo ocultas-ataco Derek-.
-¿para qué haría eso?-le pregunto su madre exasperada-.
Derek se encogió de hombros.
-¿Qué se yo de lo que maquina tu mente mama?


-Evelyn, no sabes cuánto te agradezco que me acompañaras a la misa-Dijo Ángela, mientras conducía de regreso a su apartamento- casi no tengo contacto con mi familia… sino hubieras venido-se estremeció-me hubiera sentido como un extraterrestre.
Evelyn soltó una ricita.
-No hay de que-le dijo-además me sirvió de excusa para fisgonear un poco lo que es mi nuevo hogar.
Evelyn, su madre y su hermana, se habían mudado oficialmente hace dos días; habían dejado atrás la ciudad de Maracaibo por algo más tranquilo, pero igual de caluroso. Había sido petición de la misma Evelyn, para poder estar más cerca de su padre y Ángela, su esposa actual.
-¿ya sabes donde estudiaras?-le pregunto Ángela-.
-sí, mama va hacer la nueva profesora de literatura de la secundaria “Francisco de Miranda” y de una decidió que me quedare también allí. El jueves mama llevara unos papeles que me faltaban y ¡listo!
-creo que Hiraly quiere mantenerte vigilada-Ángela le guiño un ojo-ya sabes por los chicos malos.
Evelyn sonrió.
-puede-dijo- aunque a mama no le molesta que salga con chicos.
-cierto,¿ que paso con el chico moreno?
-¿Javier?...amm, ya todo está claro entre nosotros; digo siempre lo estuvo, desde que inicio la universidad, y lo otro… ya casi no le veía-dijo con voz neutra y baja- hace poco hable con él, me dijo que va my bien en su carrera universitaria.
Asintió.
-por cierto Evelyn-Dijo Ángela seria, sin su habitual tono alegre-¿has hablado con tu madre acerca de la posibilidad que te dio Tivisay?
-si…pero-Evelyn guardo silencio-
-Piensas en las consecuencias de la quimio ¿cierto?
La chica asintió.
-a veces el remedio es peor que la enfermedad…cuan cierto es ese dicho, Ángela. Ya he pasado por eso… y…también esta lo de…-su voz se desvaneció-Además, aun no se ha manifestado, ella se está adelantando a los hechos…y mama…mama, solo está asustada.
Se quedaron en silencio.
De pronto, a los oídos de Evelyn llego una canción familiar, se acerco al radio, le subió volumen y comenzó a cantarla. Unas calles más Ángela se le unió. Ángela era profesora de English en Maracaibo, daba clases en el Centro Electrónico, donde conoció a Tomas por medio de Evelyn. Luego decidió independizarse y empezó a dar clases ella misma en su departamento a un grupo pequeño de alumnos. Así que ambas cantaban con entusiasmo la canción de “Hilary Duff-Why not?”
Llegaron al departamento, y Hiraly las esperaba mientras arreglaba unas masetas que había comprado para decorar el frente de su pequeño porche.
-¡Hola!-saludo, irguiéndose para mirarlas y secando su frente-¿Como les fue?
-Bien, deberías a ver ido, ma! La misa estuvo bien.-dijo-.
Hiraly sonrió en respuesta a la alegría de Evelyn.
-qué bueno que les fue bien.
-sí, ¡dios! No fue tan mal, gracias a Evy.-volvio agradecerle Ángela, mientras daba un empujoncito cariñoso a su salvadora –las dejo, nos vemos luego.
-ok-dijo Evelyn-estaremos más tardar a las seis.
-está bien, le diré a Tomas.
-Chao-se despidió Hiraly-
Cuando Ángela hubo subido las escaleras, al siguiente piso en el que vivía, Evelyn se giro a su mama.
-Por cierto, ¿Dónde está Elizabeth?
Hiraly suspiro.
-en su habitación, jugando con el “Wi” y ese nuevo juego que le trajo a noche Tomas.
-ah. Ya-Dijo Evelyn-¿quieres que te ayude con eso?-señalo la palmera, en la que trabajaba Hiraly-
-No tranquila…más bien tráeme un gancho para recogerme el cabello, o perderá 30bs de mi secado.
Evelyn rio.
-ok, voy.
A pesar de que su madre tenía el cabello por los hombros, si sudaba “¡adiós pelo lindo!, ¡hola África!”. Sin embargo a Evelyn le gustaba el cabello rizado rubio de su mama, cuando era pequeña jugaba con él y su madre le permitía hacerlo.
Mientras Evelyn cruzaba la pequeña sala, el teléfono sonó.
-¡Ya atiendo! -le grito Evelyn a Hiraly- ¿alo?-contesto-.
-Evy
Ella reconoció la voz.
-Si…hola, de nuevo.-saludo-.
-Hola cariño… ¿como estas?
-Bien, pronto comenzare las clases.
-eso…está bien, creo.-dijo Tivisay, y cambio el tono de voz a uno frio-¿está Hiraly?
-No se encuentra a salido por unas compras al mercado-a Evelyn no le gustaba mentir, pero la situación lo ameritaba-Deberías llamarla mañana, en la mañana que seguro la encuentras.
-Evelyn no me mientas, se que está allí. Es ¿que se la pasa fuera, siempre? O ¿no quiere atenderme?-dijo-Dile que, me estoy cansando de esperar, que deje de pensar en ella y más en ti…
-Tu tampoco estas pensando en mi TÍA-le recalco el titulo-sino en ti. ¿Es que no te das cuenta todo lo que mi MAMA ha hecho por mí y sigue haciendo? Estas demasiado ciega para ver que egoísta estas siendo.
Tivisay se quedo muda, por un momento.
-Creo que también he hecho cosas por ti Evelyn. No he arremetido como he debido…
-Si lo sé y te lo agradezco. Quiero que sepas que, si mama ha rechazado tu oferta ha sido por mí.
-Y eso me parece una completa locura, por tu parte y ella que te apoya en eso…-chillo-
-Disculpa-la detuvo, antes de que continuara con su monologo-Pero no sabes por lo que ella y yo pasamos, ni tampoco conoces mis sentimientos y ni la manera en que ambas estamos ligadas como para que quieras separarnos, arrancarme de mi familia…-Evelyn bajo la voz y ceso de hablar, ya que le había soltado ese mismo discurso con otras palabras, ya unas cuantas veces y nunca obtenía el resultado deseado-.
-la propuesta sigue igual-respondió Tivisay después de unos segundos-es lo justo, y dile a Hiraly que se deje de esa excusa para no atenderme al teléfono y hacer que discutamos. Además recuerda también que nosotras estamos ligadas por algo especial.
Tivisay colgó, respiro hondo varias veces pero aun así se le escaparon unas lágrimas. Su marido la observo desde la entrada, y un Infante de 4 años se acerco a él.
-¿Qué tiene mami?-pregunto bajito-¿otra vez ellos la molestaron?
-solo esta triste-respondió Jorge-.
CAPITULO 2:
Segmentos Cruzados

Tomas se acerco a sus hijas y a cada una le planto un beso en la frente de despedida.
Habían pasado una velada agradable todos juntos.
-que descanses-le dijo a Evelyn-.
-igual, papa.
Mientras Evelyn y Elizabeth se despedían de Ángela, el miro a su ex esposa.
-gracias, por haber venido y compartido con nosotros.
-no hay de que, teníamos tiempo sin hacerlo, sabes lo feliz que hace esto a las niñas… y a mí también, por verlas en un ambienté agradable-dijo Hiraly mientras observaba a sus adolescentes, que siempre serian sus niñas-.quizás el viernes ustedes puedan venir a la nuestra.
-claro que, si.
Ambos se quedaron mirándose, hasta que Evelyn y Elizabeth se acercaron a su madre.
-nos vemos luego-se despidió Hiraly-
Ángela se situó cerca de Tomas. Y observaron hasta que sus invitados desaparecieron en las escaleras .ellos entraron a su departamento.
-cuando hablaste con Hiraly…Evelyn no ha cambiado de opinión, ¿cierto?
Tomas era un hombre fuerte y robusto, pero al tocar el tema de Evelyn se descomponía por completo, se paso una mano por su corto cabello marrón y poso los ojos en Ángela, con una tristeza infinita, y sacudió la cabeza para negar. Ángela se acerco a él y le tomo de las manos.
-quizás si…retomas tus conversaciones con ella, o si no quieres verte implicado podrías hablar con ese amigo tuyo, la vez anterior funciono…
Tomas la interrumpió.
-no; estuvimos considerando hacerlo, pero…no quiero causarle daño, presión. Además recuerda lo histérica que se puso-torció el gesto -bueno no histérica más bien su manera de imponerse-rectifico al recordar la medida, que tomo su hija de encerrarse en su cuarto todo un día, para no asistir a las terapias -.
Ángela suspiro y miro a su esposo.
-encontraremos una manera, que ella vuelva a querer…-paro de hablar y luego prosiguió-ten fe en que lograremos revocar su decisión.


Evelyn ya hacia acostada en su cama, sin poder conciliar el sueño.
Había corrido la cortina celeste de la ventana y observaba la luna que estaba de cachito. Paseo sus ojos grises, como los de su madre por su habitación: las paredes celestes y los muebles de madera barnizada, su peinadora, donde estaba un montón de cosméticos, que compartía con su madre, y un pequeño minicomponente sobre la mesita de noche derecha, que se encontraba junto a su cama.
Se levanto y en pijama, salió de su cuarto; ubicado al final del pasillo del lado izquierdo, frente al de su madre.
Evelyn entro a la habitación contigua a la de ella, que pertenecía a su hermana de 15 años. En silencio se introdujo en el cuarto que era todo lo contrario del suyo. Paredes moradas, por celestes; nada de peluches no es que la habitación de Evelyn estuviera llena de ellos, pero a diferencia de su hermana su cuarto tenia mas pinta de “niñita”. Un televisor en la esquina, que al principio era de ambas, pero más lo usaba Elizabeth, y Evelyn había concedido su petición de quedárselo; abajo del televisor la consola de videojuego y el montón de “c.d”, que su padre le traía, además de los accesorios .no había peinadora, por que a su hermana no le gustaba tener espejos en su habitación, solo un pequeño chifonier.
Elizabeth que se encontraba en su cama abrió los ojos, del color castaño claro; una combinación de los ojos marrones de Tomas y grises de Hiraly. Su rubio cabello rizado como el de Hiraly estaba esparcido en su almohada. Las facciones de Elizabeth y Evelyn eran un tanto diferentes; las de Elizabeth eran una combinación equilibrada de Tomas e Hiraly, con una mandíbula un poco cuadrada como la de Tomas y a medida que descendía se hacía más fina como la de Hiraly, ojos un tanto alargados pero grandes y labios un poco desequilibrados (el de arriba más fino que el inferior), las de Evelyn eran finas, y delicadas, sus labios rosados eran como una montaña, el superior; y encajaban perfectamente, lo único que compartían igual era la forma de los ojos.
Evelyn poso sus grises ojos en su hermana.
-¿Te he despertado?-le pregunto-.
-No
Cautelosamente Evelyn se posiciono al lado de su cama.
-¿te importa?-dijo señalando la cama con una mano, mientras que con la otra se retorcía un mechón de su liso cabello rubio-.
Elizabeth se encogió de hombros y Evelyn se acostó al lado de su hermana como solía hacer cuando era más pequeña.
-¿sigues molesta conmigo?-le pregunto-.
-…no, Evelyn no estoy molesta contigo, solo…no entiendo tu elección.
Evelyn dudo.
-quería comenzar de nuevo, estar más cerca de papa…-la voz de Evelyn se fue apagando mientras hablaba-.
Esto alerto a su hermana, se giro a ella y la miro a sus ojos.
-¿todo está bien?-la interrogo con un tono de alerta en su voz-.
Evelyn asintió fervientemente.
-todo va a estar bien, no te atormentes.
Elizabeth escruto los ojos de Evelyn, en busca de blasfemia, pero lo que encontró la calmo; asintió y se acurruco a su lado.


pero mientras las hermanas dormían, Derek iba en una camioneta con sus “amigos”. La camioneta le pertenecía a Eleazar un chico bastante problemático, aunque de buena familia. Derek se encontraba sentado en el puesto del copiloto, con la mente lejos de la sobriedad, al igual que todos los allí presente. La novia de Eleazar, Yulitza; parecía tener más resistencia ya que iba parloteando con su prima: Laura. Ambas eran lindas y peculiares. Laura con su cabello cobrizo y cuerpo de modelo y Yulitza morena con piernas que destacaban. Eleazar las miro por el espejo.
-¿Podrían callar sus lindas bocas?-dijo en un tono para nada amable-.
Ambas chicas lo miraron estupefactas, pero acataron su orden. Ahora que había silencio en la camioneta Derek comenzó a quedarse dormido y se sobresalto minutos después cuando Eleazar maldijo. Estaban a unas cuantas cuadras de la casa de Yulitza y una patrulla de policía estaba detrás de ellos y les pedía que se orillaran. Derek vio en Eleazar lo que pretendía.
-ni se te ocurra-dijo con voz firme a pesar de la cantidad de alcohol que había ingerido-.solo empeoraras las cosas.
Eleazar se orillo con brusquedad y le lanzo una mirada asesina a Derek.
-ahora sí que las cosas irán peor-grazno-.
Derek bufo, y de cierta forma Eleazar tuvo un poco de razón; por que acabaron derechito en el destacamento después de que los policías se cercioraran de que eran menores de edades, estaban bebidos y de paso conducían.
En el destacamento cada uno llamo a sus padres, primero las chicas, seguidas de Eleazar y Derek.
Su madre tardo en contestar.
-¿alo?-su voz era soñolienta-.
Derek suspiro.
-mama soy yo Derek.
-¿Derek?-dijo confundida-.
Entonces recordó que su madre lo hacía en su cama.
-necesito que vengas por mí, estoy en el destacamento.

Al llegar a su casa y Nancy cerró la puerta, su genio explotó.
-¡No puedo creer que me hallas desobedecido!-grito-¡es que no entiendes cuando te hablo! ¡Siempre tienes que llevarme la contraria!
Derek le rodo los ojos.
-mama me duele la cabeza y no me estoy sintiendo bien, ¿entiendes? Son las tres y media de la mañana.asi que…-dijo con tono bajo, para que ella lo imitara-.
Sin embargo Nancy lo ignoro y prosiguió.
-¡es que no entiendo!-vociferó mientras gesticulaba con sus manos-¡tú no eras así!... ¡no después que el inmundo de tu padre se largara!, ¡todo esto debe ser por el! ...
-¡no!-grito Derek sorprendiendo a su madre-¡todo lo que soy ahora es solo por tu culpa!
Nancy sintió como si la hubieran abofeteado. Derek bufo y subió las escaleras y cerrando su habitación con un portazo.
Nancy se quedo en la sala analizando las palabras de su hijo, que hacían eco en su cabeza.
Estando en su cuarto Derek respiro hondo repetidas veces para lograr calmarse, se cambio de ropa y se tiro en la cama. Estando allí en silencio escucho los pasos, pero no cualquier paso. Eran los de su visa abuela, el lo sabía, los reconocería. Sin embargo esta vez aparto esa conclusión a la que había llegado el año pasado, ya que esta vez podía pensar que era su madre. Lo que él no sabía es que su madre yacía acostada en su cama y también los escuchaba.


Elizabeth después de tomar un baño se vistió con un pescador negro, de deporte y una blusa de tiras de color azul. Con algo de esfuerzo, recogió su melena de rizos rubios en una cola alta. Se dirigió al lavadero y cogió su bicicleta morada. Se cruzo con Evelyn en la sala mientras llevaba su bicicleta.
-¡oh! ¡Dios saldrás!-dijo Evelyn-dejas atrás el “Wi”…o ¿lo sacaras a pasear contigo?
-¡JA! ¡JA! ¡JA! que graciosa Evelyn-le contesto mientras ponía los ojos en blanco-.
Al principio de su llegada a Cabimas, Elizabeth había salido a chequear el pequeño municipio con Ángela pero luego volvió a encasillarse en su mundo.
Su hermana le sonrió.
-no te alejes mucho-le advirtió, y entonces torció el gesto-¡uy! Eso sonó tan “control-de-padres”.
Mirándola con un toque de desenfado e incredulidad Elizabeth le medio sonrió.
-vale mami antes de que salgan las lechuzas, estoy aquí.
Evelyn le saco la lengua juguetonamente a su hermana menor y se fue en dirección de su cuarto. Elizabeth continuo, pero antes de partir le grito.
-¡le dices a mama!
-¡aja!
El día estaba medio nublado y había un viento fresco que azotaba en la cara de Elizabeth mientras recorría las calles transitadas de Cabimas. Al final decidió irse por zonas verdes y parques públicos.
Llego a un parque, ubicada a varias cuadras de la avenida principal, no había mucha gente un grupo de muchachos, gente mayor caminando, niños jugando en los columpios.
Empezó a dar unas vueltas allí; se acerco a una zona del parque despejada, que se encontraba en el centro del mismo e imagino que se utilizaría para actos culturales.
Sus ojos marrones claros observaba todo lo que la rodeaba y entonces vio el grupo de chicos de nuevo, eran siete: tres chicos y cuatro chicas. Pero ella solo reparo en uno. Para Elizabeth destacaba entre los ostros dos.
Era alto de cabello negro, ojos marrones oscuros en contraste con su piel bronceada, iba todo de negro, un pantalón y una franelilla que mostraba sus buenos brazos, que la tenían embobada.
Por eso se sorprendió bastante cuando de su vista desapareció el chico, sustituido por un montón de ramas verdes. Elizabeth no se salió de inmediato de los arbustos medianos, con los que se había estrellado y no quería hacerlo. Sentía sus mejillas y cuello arder en llamas por la vergüenza.
Esto sería digno para la revista “TU”-pensó amargamente-, mientras a la vez deseaba que la tierra se la tragara. Las “risitas” del grupo no fueron muy disimuladas, cosa que irrito un poco a Elizabeth.
Derek respiro hondo para calmar su risa, cosa que se le estaba haciendo muy difícil. Dejo a su grupo atrás y se encamino a la chica rubia.
-¿qué mierda vas hacer?-le grito Eleazar que sorprendentemente ya estaba ebrio-.
Derek no le prestó atención, dejo caer su cigarrillo y al llegar a ella agarro la bicicleta y la puso de nuevo en pie. La chica lo miro levantándose.
-¿además de burlarte me robaras?-le soltó-.
Derek alzo una ceja.
-¿tengo pinta de ladrón?
La chica lo observo y luego le hecho un vistazo a su grupillo. Vio una pequeña sonrisa picara en ella, pero se puso seria de inmediato.
-la verdad es que, si.
-bueno relájate, no lo soy. Y en cuanto a lo de burlarme de ti… no sabes lo divertido que fue verte caer desde un ángulo de apreciación diferente-le contesto Derek entre palabrería, para no reírse de nuevo-.
Elizabeth bufo y tomo su bicicleta.
-¡hey! No te molestes-le dijo-.
Elizabeth se voltio y le torció los ojos.
-¿sabes lo horrible que te ves haciendo eso?
-lo sé-le dijo Elizabeth, al tiempo que lo hacía de nuevo-. ¿Te asusto?
-sí.
-es la idea-dijo Elizabeth sonriéndole con suficiencia, una sonrisa que a Derek le gusto-.así te alejas de mi…por qué me molestas.
Con su orgullo herido Elizabeth montón su bicicleta y emprendió su regreso a casa.
-¡cuidado con los arboles!-le grito Derek a sus espaldas-.
Meneo la cabeza y volvió con su grupo, lamentando no haber preguntado a la chica su nombre.


Hiraly escucho la puerta del departamento cerrarse y fue a recibir a Elizabeth, mientras recogía su cabello rizado en una cola. después de haberse bañado.
-¡hey!-saludo-Evelyn me dijo que decidiste…-Hiraly se dio cuenta del aspecto de su hija y paro de hablar y a continuación empezó hacerlo velozmente-¡pero que te paso!, ¿Dónde te has metido?, ¿estás bien?, ¿Quién te hizo esto?
-¡mama!-le grito-¡calma!
Elizabeth tenía varios mechones del cabello sobre la cara enmarañado, qué habían escapado de su cola, decorado por aquí y allá con pequeñas hojas secas y verdes. Su ropa llena de arena y las rodillas raspadas. Elizabeth suspiro.
-solo me he llevado por delante un árbol-le explico-.
Unos cuantos-pensó-; A Hiraly después de haberle pasado el susto, soltó una sonora carcajada. Su hija la miro de mala manera.
-ve, a tomar un baño-le dijo entre risas-para que podamos salir a cenar.
-ok.
Elizabeth comenzó a llevar la bicicleta, pero su madre la paro.
-tranquila, yo llevo eso-dijo tomando la bicicleta por el volante-.
Elizabeth camino hacia el baño; en el pasillo se topo con su hermana, que iva saliendo de su cuarto vestida con un jean negro, una blusa de tiros holgada de color rosa pastel y unas zapatillas del mismo color. Iba desenredando su cabello liso mojado, cuando vio el aspecto de Elizabeth.
-¿y a ti que te paso?
Su hermana le explico lo sucedido y al igual que su madre Evelyn se rio de ella.
-debí quedarme aquí en el departamento, tranquila jugando en el “Wi”-dijo Elizabeth malhumorada -.
-¡tienes razón! La tecnología es lo tuyo, así que es mejor para tu seguridad alejarte de la naturaleza.
-no seas ridícula, Evelyn.
-pero es la verdad, evita salir o de lo contrario lograras una revolución de arboles-Evelyn le continuo tomando el pelo-te lo imaginas, ¿los arboles en huelga reclamando tu ejecutamiento?
Al parecer Evelyn si lo imaginaba por que volvió a reír mientras Elizabeth huyo en el baño.

después de cenar las tres juntas, en un restaurante de comida rápida volvieron directo a casa. El estacionamiento subterráneo del departamento estaba vacío.
-¡oh!, me he dejado el bolso en el carro.-exclamo Evelyn a medio subir-.ya las alcanzo.
-ok-le dijo su madre mientras ella y Elizabeth continuaban su camino-.
Llego al carro, pero su madre, había activado el seguro, bufo y se giro para ir tras Hiraly.
Entonces lo vio, estaba caminando con la mirada perdida por el estacionamiento.
Un señor mayor con uniforme de vigilante.
El pareció darse cuenta que los ojos grises de Evelyn estaban en el.
-buenas noches, señorita-dijo el vigilante-.
-…buenas noches.
El continúo su vigilancia pero se veía afligido y preocupado.
-disculpe-lo llamo de nuevo Evelyn- ¿le sucede algo?
-mi esposa me espera, pero…tengo que cumplir mi horario.-contesto-.
Evelyn se acerco a él.
-no se preocupe usted puede marcharse tranquilo hay un nuevo vigilante en la planta de arriba.
-¡oh! Eso está bien.
Evelyn le asintió. El vigilante mayor paso de la aflicción a la calma y entonces miro hacia atrás como si alguien lo llamar y sonrió.
-gracias-le dijo a Evelyn-, mientras una luminosidad se desprendía de su figura.
-no hay de que…
Entonces se dio media vuelta a un sitio no permitido para Evelyn y poco a poco se evaporo ante los ojos de ella. Evelyn suspiro, al girarse se topo con su madre que claramente se mostraba tensa.
-ya…estamos solas… ¿has logrado que se marche…?-pregunto con voz nerviosa y pasando una mano por su cabello-.
-si mama, tranquila.
Ella le dio las llaves del coche; Hiraly la miro y asintió para sí misma y hecho andar al departamento. Su madre jamás se había sentido cómoda con respecto a esa faceta de su hija y a veces a Evelyn le rondaba en la cabeza la horrible idea de que no la aceptaba. Evelyn respiro hondo y fue por su bolso.

14 comentarios:

Cam dijo...

Buenísismo, no sabía que eras tan talentosa.
:D
Me gustó muchísimo y espero que lo sigas publicando.
Realmente tienes talento

*Withney* dijo...

Yei, lo logre!"
pues, solo queria comentarte tu maravilloso trabajo y alentarte para que continuaras escribiendola, que me ha enganchado asi, zaz!
haha, debo decir que me parezco unpoco a dereck, asi cuando se levanta de la cama. Hahaha! besotes me avisas cuando haya nuevo capi!

Ariusk dijo...

Hola nena que bueno hay que ver con en nuestro país si que hay talentooo!!!

A diferencia de ti yo empece a escribir cuendo decidi abrir el blog hace casi un añito ya!! y se ve gratamente la diferencia, tienes mucho talento y se ve que manejas muy bien las palabras. Me gusto bastante en verdad y me intrigo aún más. Además de que me anima porque desarrollas la historia aquí en Venezuela.

Espero que la continues porque vale enormemente la pena. Te mando un beso y espero publiques pronto.

Besos linda, cuidate.

http://hermosalectura.blogspot.com

Anónimo dijo...

Yo si sabiia lo talentosa qe eres.. y aki lo sigues demostrando.. Sabes qe cuentas cn mi apoyo.. y ya Wepaaaaaa otra obsecion.. Otro libro (=
pero no t olvides de mel y daniel :S heheheh te amo sis y sigue asi.. y cuando t digo qe sigas asii m refiero a qe publikes jeje <3

Lighling dijo...

hola vero! genial la historia, tienes un talento natural para a escritura, me gusta como o explicas, te hace snetir dentro y la verdad sk me gusto muxo, espero k la continues xk me gustaria saber como sigue-^^- un saludo guapa!!

Valée ;) dijo...

Que genial la historia! Sigue escribiendo, me gustaria saber como sigue ^^
Besos

Jey dijo...

Verooo me encantaaaaaaaaaaaaaaa... eres genial escribiendo!!!! sigue asi, me engancharon esos dos capis.. asi que espero que sigas publicando mas :D
Muchos animos y recuerda que tienes mi apoyo al 100%

Saludos,
Jenny

~risa-valentine~ dijo...

hola vero! al fin me paso sorry por no pasarme antes es q estaba con la fiestita de mi hermanita por su cumple y luego estudiar todo el dia. bueno bueno voy al caso.

tu historia me callo muy bien!! me parecio super encantadora pero... me preocupa que ese derek se enamore de elizabeth. ademas que fue eso del final, sera que evelyn ve fantasmas? ese es su don? como ghostwhisper? como sea te quedo muuuy bien sigue asi y cuando tengas nuevo capo me avisas que sabes que tarde o temprano me pasare a leerlo

Alina dijo...

Me encanto!!! escribes de maravilla!!!! continualo cuando puedas, espero el siguiente con impaciencia^^!!

Liily dijo...

Me gustó VERO me seguiré pasando para seguir la historia y animos!!! sigue escribiendo.

Liily (Crystal).

*VERO* dijo...

MUCHAS GRACIAS A TODAS POR COMENTAR!!!, DE VERAS NOSE COMO AGRADECERLES. PRONTO SUBIRE NUEVO CAPI, Y ESPERO Y LES SIGA GUSTANDO.

-RISA-VALENTINE: TE ADELANTO QUE SI COMO LA SERIE GHOSTWHISPER, TENGO UNA DEBILIDAD POR LOS FANTASMAS.

αṉģÿÿ dijo...

WOW,q bueno es tu historia esta muy bien hast ahorrita,me gusto mucho.Ecribes genial y la verdad tienes mucho talento.No cambias nada¡¡Te felicito!!
Tambien quiero desearte feliz semana,espero q estas pasando genial. Te quiero mucho mi nena.. (^мσя∂ιѕкσѕ^)

Talisman dijo...

Uhhh lei un poco y parace interesante!! A ver si mañana pillo mas tiempo y me lo termino! Un Besote!!

Annie dijo...

Empece!
Listo ...Vero!
esta genial esto
no conocia tus habilidades :D
ps te felicito me ha gustado mucho...ya me enganchaste rapidito
ya hasta estoy imaginando que va a pasar despues

pd:voy a dejar comentarios en todos los capitulos asi que no me he leido :D
Besos